in

5 hierbas para bloquear el dolor articular

El dolor en las articulaciones puede ser causado por muchas cosas diferentes, desde artritis hasta bursitis y lesiones. Incluso ciertas enfermedades como las paperas, la hepatitis y la gripe pueden causar un preocupante dolor articular. Y con seis tipos diferentes de articulaciones móviles en tu cuerpo, tienes muchos puntos potenciales de dolor. Cualquiera sea la causa o la ubicación, el resultado afecta en gran medida tu capacidad para desempeñarte a lo largo del día.

Los medicamentos de venta libre o incluso con receta pueden ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones, pero tienen efectos secundarios preocupantes y pueden interactuar con otros medicamentos que puedes tomar. Siempre es mejor comenzar primero con el método menos invasivo para tratar el dolor e ir intentando las cosas más difíciles si es necesario. Por suerte, hay varias hierbas naturales que pueden bloquear el dolor articular de manera efectiva sin causar efectos secundarios no deseados.

A continuación se presentan cinco de las hierbas más comúnmente disponibles que pueden aliviar las articulaciones dolorosas. Pero primero, echamos un vistazo al proceso corporal que realmente causa dolor en las articulaciones. (Una pista: apunta a la tendencia de nuestros cuerpos a tomar medidas de protección exageradas). Quedare con nosotros hasta el final y estarás bien armado con analgésicos naturales, tanto tópicos como orales, que pueden mejorar tu calidad de vida. Muchos de estos ya podrían estar en tu despensa.

El causante del dolor en las articulaciones: La inflamación

La inflamación es un proceso complejo que puede ser perjudicial y útil. Es la respuesta del cuerpo a la infección o lesión e intenta aislar la parte dañada del cuerpo de otras áreas saludables. Esa respuesta es crítica para luchar contra agentes invasores al cuerpo. La inflamación es un componente clave de la curación: piensa en la inflamación que experimentas después de ejercitarte. El resultado es que tus músculos se reconstruyen más fuertes que nunca.

Sin embargo, la inflamación crónica está asociada con casi todas las enfermedades conocidas por el hombre. Cuando no se controla, la inflamación causa más problemas de los que resuelve, incluido un dolor articular paralizante. Es por eso que los medicamentos de venta libre populares, en particular el ibuprofeno, hacen más en contra de la inflamación que del dolor en sí. Se sabe que las siguientes hierbas reducen la inflamación y la hinchazón, aliviando así el sufrimiento.

1. Aloe Vera

Probablemente tengas algo de aloe vera en tus gabinetes por ahí y lo buscas cada vez que tú o un ser querido tengan una quemadura solar. También es popular para el tratamiento de pequeñas abrasiones de la piel. ¡Pero el aloe puede hacer mucho más! Contiene más de 75 componentes potencialmente activos, como la aloína y la emodina, que actúan como analgésicos para aliviar el dolor. El aloe también contiene varios potentes compuestos antiinflamatorios.

Hay un par de maneras en que puedes usar el aloe para aliviar el dolor en las articulaciones. La primera es la aplicación tópica estándar, masajeada en las áreas dolorosas. Busca el gel de aloe que haya sido certificado por el International Aloe Science Council [Consejo Internacional de Ciencia del Aloe]. Algunas marcas genéricas contienen poco aloe real o sus ingredientes activos han sido dañados por el procesamiento.

En segundo lugar, puedes encontrar y tomar un suplemento de aloe por vía oral. Una cápsula es rápida y fácil de tomar, pero también puedes comprar jugo puro de aloe vera que tiene un sabor suave y se integra muy bien en licuados o batidos. Ten en cuenta que las personas que toman medicamentos para la diabetes, laxantes estimulantes o diuréticos deben consultar a sus médicos antes de ingerir el aloe.

2. Eucalipto

El eucalipto es un analgésico tópico bien conocido que se incorpora a todo tipo de cremas y pomadas para el dolor articular. Tiene ese fuerte olor a mentol que tendemos a asociar con los tratamientos para aliviar el dolor, y las investigaciones indican que incluso oler el eucalipto en forma de aceite esencial puede aliviar el malestar.

Las hojas de la planta de eucalipto contienen taninos, que se cree que reducen la hinchazón y el dolor de la inflamación. Si nunca has usado eucalipto antes, prueba si no eres alérgico antes de usarlo ampliamente. Simplemente aplica una pequeña cantidad en tu antebrazo y observa cualquier reacción negativa, como una erupción o urticaria. Si no ocurre nada dentro de 24 a 48 horas, puedes aplicar el eucalipto en las articulaciones que te duelen.

3. Jengibre

En la medicina tradicional china, el jengibre se administra para aumentar la circulación sanguínea, lo que tiene un efecto beneficioso sobre la curación en áreas inflamadas. También se cree que el jengibre mejora los niveles de azúcar en la sangre, protege contra enfermedades del corazón, reduce el colesterol malo, fortalece la función cerebral e incluso reduce el riesgo de desarrollar cáncer. Sí, el jengibre hace todo eso y APARTE combate la inflamación y reduce el dolor.

El ingrediente activo del jengibre se llama gingerol, el cual tiene fuertes capacidades antiinflamatorias y antioxidantes. Los primeros estudios relacionados con el uso del jengibre en pacientes con artritis reumatoide son muy prometedores, y se están realizando investigaciones sobre los beneficios para aliviar el dolor de esta potente hierba. El jengibre se puede usar fresco, seco, en polvo o en forma de aceite. La mayoría de las personas disfrutan del sabor del jengibre, pero no dudes en usar un suplemento de cápsula si deseas los beneficios, sin el sabor.

4. Té verde

El té verde es una de las bebidas más saludables que puedes elegir, por muchas razones. Desde mejorar la función cerebral hasta aumentar la quema de grasa, el té verde mejora el bienestar general. También es un fuerte antiinflamatorio y se ha demostrado que beneficia enormemente a las personas con osteoartritis y artritis reumatoide.

La mayoría de las personas simplemente preparan y disfrutan del té verde, pero también puedes tomarlo en forma de tableta o tintura. Un concentrado de té verde te permite agregar sabor a té verde a todo tipo de alimentos. Y a la inversa, puedes agregar otras hierbas para reducir la inflamación a tu taza de té verde, como el jengibre o el aloe.

5. La cúrcuma

La cúrcuma es la especia de color amarillo anaranjado que se usa para hacer curry. Aparte de tener un sabor agradable, la cúrcuma se ha utilizado en la medicina popular durante mucho tiempo. Los científicos ahora entienden que el ingrediente activo de la cúrcuma, llamado curcumina, tiene propiedades antiinflamatorias.

Estudios recientes en ratas han descubierto que la cúrcuma tiene el potencial de retardar la progresión de la artritis reumatoide. El National Center for Complementary & Integrative Health [Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integrativa] sugiere que la cúrcuma/curcumina es más efectiva cuando se come en lugar de aplicarse tópicamente. Pero está bien, porque tiene muy buen sabor en todo tipo de platos. Si no te gusta el sabor, las cápsulas de curcumina también te pueden servir.

Conclusión

Las hierbas que se sabe que reducen la inflamación son fantásticos remedios naturales para el dolor en las articulaciones. Ayudan a reducir la respuesta inmune hiperactiva del cuerpo sin causar más problemas en forma de efectos secundarios desagradables. Algunos son mejores cuando se usan tópicamente, como el eucalipto, pero la mayoría se pueden integrar naturalmente a tu dieta diario e incluso combinarse, como el té verde y el jengibre.

Es muy probable que un régimen antiinflamatorio que se basa en hierbas naturales reduzca la dependencia de medicamentos de venta libre y con receta, lo que solo puede mejorar tu calidad de vida. Y recuerda, todas las hierbas que hemos analizado tienen múltiples beneficios para la salud más allá de aliviar el dolor. ¡No tienes nada que perder probándolas!

How to remove back acne: Some of the fastest ways

10 Natural Ways To Get Back 20/20 Vision Fast